Todo el espíritu y carácter de la Ribera del Duero

Buscábamos el lugar perfecto para elaborar un gran vino en la Ribera del Duero. Con paciencia e ilusión hallamos la ubicación idónea en la zona de Anguix (Burgos) donde plantar nuestras casi 80 hectáreas de viñedos de Tinta del País y construir una elegante bodega dotada de la más alta tecnología y con una amplia flexibilidad enológica. Fueron los mimbres de un proyecto que, cosecha a cosecha y gracias al cada vez mejor conocimiento de la finca, ha logrado su objetivo de elaborar unos vinos con ese carácter tan especial que sólo otorgan los vinos de terruño. Cada añada es el fiel reflejo de su parcela de origen y de las especiales características de nuestra uva.