« Volver

Lagar de Cervera descorcha una ilusionante cosecha

Un año más, Lagar de Cervera se ha convertido en la primera de nuestras cuatro bodegas en estrenar la vendimia. Una cosecha especialmente ilusionante para nuestra casa gallega debido a la gran calidad y óptimo estado sanitario alcanzado por la uva Albariño en un año, en el que, además, parece que también gozaremos de un notable aumento de la producción con respecto a la pasada campaña.

Una gran noticia que se produce tras un 2018 difícil en lo meteorológico debido a las intensas lluvias de invierno y primavera. Afortunadamente, el magnífico tiempo disfrutado en los meses estivales, con ausencia de precipitaciones, ha permitido una perfecta evolución y maduración en nuestros cuidados viñedos.

Las labores de corte manual de los racimos han arrancado en las fincas Xan Grande (O Rosal) y Viñadeiro (Cambados). Las previsiones climatológicas son muy buenas en la zona y, de confirmarse, nos permitirán mantener un ritmo constante de recolección, transporte refrigerado de las pequeñas cajas y selección manual de la uva en la bodega. Aproximadamente, en veinte días, podríamos dar por finalizadas las labores en el campo y tener ya toda la cosecha en el interior de los depósitos.

Mientras, nuestros técnicos en Rioja, Rioja Alavesa y Ribera del Duero siguen analizando y tomando muestras diarias para confirmar que la maduración de todos nuestros viñedos prosigue con su correcta evolución en un año muy difícil, especialmente marcado por la amenaza de enfermedades y daños provocados por las abundantes lluvias y las fuertes tormentas ocurridas en junio y en la primera mitad de julio. Los intensos y continuos trabajos de manejo de vegetación así como una correcta planificación de los tratamientos han sido esenciales para llegar a estas vitales alturas del año con una uva totalmente sana y sin mermas en la producción.